Hurtado

«Músico dejó su violonchelo en el porche de su casa y cuando volvió se había desaparecido.»

Así contaba el medio noticiario en Mayo de 2004. Lo traumático era que el violonchelo no era cualquier violonchelo pues fue elaborado por las manos del famoso artesano Antonio Stradivarius hace unos 320 años. Se estima su valor actual en 3,5 millones de dólares. Tanto el músico como el dueño, La Asociación Filarmónica de Los Ángeles, estaban destrozados por la perdida de tan valioso instrumento.

El violonchelo del año 1684 fue comprado hace 30 años por la filarmónica. Es uno de tan solo 60 hecho por Stradivarius en su taller en Cremona, Italia. (Se piensa que la calidad de sonido de los instrumentos de Stradivarius se debe principalmente al uso de bórax como insecticida—un descubrimiento científico recién.)

Pero la historia no termina allí pues tres días después, una enfermera descubrió el violonchelo a lado de un depósito de basura a unos 2 Km. del lugar del hurto. Encantada con el instrumento, ella pidió a un hombre vagabundo que le ayudara cargar el instrumento al auto. No sabiendo que era un instrumento que valía $3,500,000, ella quería pedir a un amigo que lo convirtiera en un estante para CD. Su idea era abrir la tapa para guardar los CDs adentro. Eso fue la potencial que ella vio en el instrumento. Sin embargo, todos sus planes cambiaron el día que vio en las noticias una descripción del instrumento hurtado junto con una recompensa de $50,000 por su recuperación. Ella no tardó en entregar el instrumento.

Difícil sería para nosotros apreciar el gozo y alivio sentido por el músico y el dueño del recuperado tesoro.

De manera similar una creación única, de valor inestimable, fue hurtada de un huerto 6,000 años ha. Hecho por Dios en su misma imagen, para su gozo y gloria, el hombre es de lejos la creación mas valiosa de todo lo que Dios creyó. Fue hechura de Dios y por lo mismo indudablemente posesión de Dios. Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; … Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Génesis 1:26,27.

Codiciada por Satanás, esta valiosa creación de Dios fue sometida a una serie de maniobras malignas para al final caer en posesión del maligno. Adán y Eva cayeron a las manos de Satanás – súbditos en su malvado reino. ¡Que desastre cuando el hombre fue perdido de Dios! ¡Cuanto no ha sufrido el hombre a través de la historia por haber caído cual posesión del maligno pues como dicen las escrituras, el hombre de hoy vive conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia. Efesios 2:2 ¡Que amo más cruel que hace vivir a sus súbditos con tanto desdicha!

¿Habrá esperanza? ¿Hay una manera en que el hombre pueda escapar del reino de las tinieblas? ¡Gloria a Dios que sí! No por rescate de $50,000 ni $3,500,000 ni ninguna medida humana sino por la muerte del unigénito hijo de Dios. Dios el creador y dueño del universo se hizo hombre en la persona de su amado hijo, Jesucristo, para pagar nuestro rescate en sangre propia en la cruz del calvario. He aquí vuestro creador colgado en cruenta cruz en amor a ti, amado lector. ¡Que hondo misterio que de tal manera amara Dios al pecador rebelde!

Y ahora, El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él. Juan 3:36.

Esta es la manera para volver a ser posesión de Dios con todos los privilegios y cuidados de uno que es amado por amor divino. Dios asigna un valor inestimable a todo ser humano – Él te ama – ¿no quieres volver a Él ahora para formar parte de su glorioso reino?

El cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados. Col. 1:13,14 PDR/JL