No consultaron al Señor

Posted on ene 9, 2018

¿Consulta usted al Señor para las grandes decisiones?, y ¿qué de las pequeñas? Miremos el ejemplo de Israel y Gabaón y aprendamos de sus consecuencias.

“El consejo de Jehová permanecerá para siempre; Los pensamientos de su corazón por todas las generaciones” Salmo 33:11

 

El capítulo 8 de Josué relata la gran victoria de los Israelitas sobre la ciudad de Hai y esto causó alarma entre los reyes en otros territorios. Los reyes en aquellos días eran como caciques ejerciendo su control sobre una ciudad con varias familias. Eran jefes de dinastías. No reinaban sobre grandes extensiones de tierra. Varios reyes hicieron pacto para juntar sus soldados a fin de pelear contra Josué e Israel, quien ya era considerado un hábil general. Seguramente él no habría aceptado gran adulación por sus hazañas, sino daría toda la gloria a Dios.

 

Gabaón era una ciudad más grande que Hai. Junto con otras tres ciudades de los heveos formaron una confederación de reyes. Josué 9:17. Ocupaban un área montañosa al norte de Jerusalén. Motivados por el temor a Israel y viendo que otros pueblos eran derrotados por los Israelitas, quisieron conservar su vida haciendo un pacto con Josué e Israel. Vinieron para firmar un acuerdo bilateral con ellos. Pero “usaron de astucia; pues fueron y se fingieron embajadores, y tomaron sacos viejos sobre sus asnos, y cueros viejos de vino, rotos y remendados.” Josué 9:4. Venían con “zapatos viejos y recosidos en sus pies, con vestidos viejos sobre sí; y todo el pan que traían para el camino era seco y mohoso,” v.5, y así “vinieron a Josué al campamento en Gilgal, y le dijeron a él (Josué) y a los de Israel: Nosotros venimos de tierra muy lejana; haced, pues, ahora alianza con nosotros.” v.6. Pero todo fue un engaño, no solamente la vestimenta y la comida, sino también sus palabras. Los gabaonitas tomaron el lugar de SIERVOS. vv.8, 11.Los israelitas sospechaban algo, y sabían que no debían hacer alianza con nadie. Jehová les había dado la tarea de conquistar la tierra y echar fuera a sus moradores, que eran extremadamente crueles e inmorales. Los gabaonitas usaron palabras aduladoras refiriéndose a la fama de conquistadores que habían adquirido. v.10.

 

Los Israelitas cayeron en la trampa. Aceptaron la historia inventada y cometieron una falta grande. NO CONSULTARON A JEHOVÁ. Josué 9:14. Dios les había dirigido en cuanto a Jericó y Hai. Y en este caso, ¿habrán pensado los Israelitas que consultar a Jehová sólo era necesario para las grandes empresas, y que esta petición era menos importante? Los Israelitas juraron en el nombre de Jehová proteger a los gabaonitas, y después supieron la verdad, que eran vecinos. Los líderes fueron los culpables y esto nos enseña que el pueblo sufre cuando se equivocan los líderes. Hay familias que sufren por culpa de los padres. Hay empresas que pierden por el mal manejo de sus jefes. Hay iglesias que sufren cuando los ancianos no ponen atajo a la falsa enseñanza. La lección es clara: Primero, tomemos a Dios en cuenta. Es mejor consultar siempre a Dios para saber la verdad y qué debemos hacer.  –daj