EL ORÁCULO DE DIOS

Posted on abr 29, 2011

La palabra oráculo tiene un significado especial en el Nuevo Testamento. Es usada cuatro veces. Lea porque debemos tomarla en cuenta.
“¿Qué ventaja tiene, pues, el judío? ¿O de qué aprovecha la circuncisión? Mucho, en todas maneras. Primero, ciertamente, que les ha sido confiada la palabra (oráculo) de Dios.” Romanos 3:1-2.

En la propaganda turística se halla la palabra “privilegiado” cuando se refiere a ciertos lugares atractivos para tomar una vacación. En la Biblia el pueblo judío es indicado como privilegiado por una razón especial; porque “les ha sido confiada la palabra (oráculo) de Dios” Romanos 3:2. Cuatro veces en el Nuevo Testamento se usa esta palabra. Un oráculo es un pronunciamiento de una autoridad. Nuestro Dios no ha sido silente, sino ha comunicado maravillosas verdades. Su palabra es como luz en medio de las tinieblas. El salmista dijo: “lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino” Salmo 119:105.

Pablo el apóstol era judío y preguntó, “¿Qué ventaja tiene, pues, el judío? ¿O de qué aprovecha la circuncisión?” Romanos 3:1. A renglón seguido, contestó su propia pregunta: “mucho, en todas maneras” v.2. Ser depositarios de la palabra de Dios es un enorme privilegio y a la vez una gran responsabilidad. Es un privilegio ser escogido para recibir las revelaciones divinas. Al mismo tiempo, impone una responsabilidad de entender su contenido y luego obedecer sus requerimientos en la vida personal y nacional. Los cristianos hoy día debemos estar agradecidos por los que escribieron los libros del Antiguo Testamento y además los que supieron almacenar los escritos para las generaciones futuras como nosotros.

Desafortunadamente los judíos no supieron responder al privilegio de lo que Dios había hecho con ellos. Y “¿… si algunos de ellos han sido incrédulos? ¿Su incredulidad habrá hecho nula la fidelidad de Dios?” v.3. Adoptar una posición de incredulidad frente a una verdad no anula su valor ni cancela lo que promete, sino “… sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso” v.4. Nosotros tomamos en serio lo que significa esto. Reconocemos que si vamos a hablar en el nombre del Señor, debemos hacerlo en base de lo que la Biblia dice. Pedro el apóstol dijo: “si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén” 1 Pedro 4:11. Ofrecemos un comentario con estas meditaciones pero dependemos en primer lugar del poder de Dios “porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos;… y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón” Hebreos 4:12. Así lo reconoció Esteban en su prédica: “este es aquel Moisés que… recibió palabras de vida que darnos” Hecho 7:38. Y así lo reconocemos nosotros. Estos “oráculos” de Dios deben ser creídos, estudiados y obedecidos por todos a fin de no caer en la incredulidad. ¿Cuál es la actitud suya para con la palabra de Dios? –daj

Lectura Diaria:
Números 9:1-10:10 [leer]
/Proverbios 6:20-7:27 [leer]
/Marcos 16:1-20 [leer]