"Señor, ¿a quién iremos?, tu tienes palabras de vida eterna. Juan 6:68"

Las palabras del Señor Jesús forman la base de todo lo que difundimos.

Imprenta

La Imprenta Palabras de Vida imprime folletos y libros bíblicos sin fines de lucro, cobrando sólo por los costos de papel y tinta necesarios en la impresión y en servicio a las asambleas anotadas en este sitio web.

Locales

Aquí encontrará el listado completo de asambleas con sus respectivas direcciones, información de contacto y horarios de reunión.

En recuerdo de Don David Jones

Estimados lectores:

El martes 20 de agosto de 2013 pasó a la presencia del Señor nuestro amado hermano don David Jones.

Llegó a Chile el 14 de

Visite también

Lecciones para la Escuela Dominical

Para descargar en formato mp3

Meditación del día

Previous
Salvos por gracia

“Por gracia sois salvos por medio de la fe, y esto de de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.” Efesios 2:8-9.

Se cuenta que unos años atrás en la ciudad de Washington, E.E.U.U., iba a haber un bautismo cristiano. Había varios que querían obedecer al Señor en este paso que sigue a la conversión. Esperaban el final de la reunión para entrar en el bautisterio para ser sumergidos en el agua. Entre los que esperaban había un juez de la corte, una dueña de casa, un inmigrante de la China que trabajaba de cocinero, y un joven estudiante mas otros. El predicador que explicaba el significado del tema ante el auditorio, de repente pidió a los asistentes a considerar un hecho obvio. Dijo, “Amigos, esta noche al mirar los rostros de estos nuevos creyentes, me doy cuenta que el terreno alrededor de la cruz está plano.” Siguió explicando, “delante de mí, hay un juez, un cocinero, una dueña de casa, un estudiante y otros, pero ni la condición socioeconómica, ni la situación racial o intelectual influyó en su salvación. Es por la pura gracia de Dios que estas personas en cierto momento de su vida creyeron en el Señor Jesús y todos por igual poseen la vida eterna, sin ninguna distinción. Son hijos e hijas de Dios. En verdad, “por gracia son salvos por medio de la fe.”

Muchos tiene una idea equivocada acerca de la salvación. Uno de ellos fue el guía que conducía a unos amigos turistas que fueron a visitar el hospital de Beaune en Francia. Las visitas escucharon que en 1443, Nicolás Rolin, canciller del duque de Borgoña, Felipe el Bueno, fue el medio de aliviar las numerosas desgracias que existían en el ducado después de la Guerra de los Cien Años. Los turistas se sentían conmovidos, pensando en las abnegadas enfermeras que han cuidado innumerables enfermos desde la Edad Media hasta el siglo XXI. Pero el guía que conducía a los visitantes explicó que Nicolás y su esposa decidieron crear ese hospital para comprar su salvación.

Nadie puede comprar la salvación, ni con dinero, ni con buenas obras. La Biblia afirma explícitamente que no es posible obtener la salvación por medio de obras (Efesios 2:8-9). Afirma enfáticamente que el pecador solamente puede ser justificado gratuitamente por la gracia de Dios (Romanos 3:24). ¡Qué buena noticia! La sangre de Jesús fue derramada para pagar nuestra deuda moral con Dios. Todo aquel que cree en la obra perfecta que el Señor Jesucristo cumplió por él en la cruz es salvo. ¿Significa esto que un cristiano no debe hacer buenas obras? Al contrario, la Biblia se lo recomienda, pero no para ser salvo, sino porque se es salvo. “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.” Efesios 2:10. ¡Allí está la diferencia! –DAJ


Salvos por gracia

“Por gracia sois salvos por medio de la fe, y esto de de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.” Efesios 2:8-9. Se cuenta que unos...