"Señor, ¿a quién iremos?, tu tienes palabras de vida eterna. Juan 6:38"

Las palabras del Señor Jesús forman la base de todo lo que difundimos.

Imprenta

La Imprenta Palabras de Vida imprime folletos y libros bíblicos sin fines de lucro, cobrando sólo por los costos de papel y tinta necesarios en la impresión y en servicio a las asambleas anotadas en este sitio web.

Locales

Aquí encontrará el listado completo de asambleas con sus respectivas direcciones, información de contacto y horarios de reunión.

En recuerdo de Don David Jones

Estimados lectores:

El martes 20 de agosto de 2013 pasó a la presencia del Señor nuestro amado hermano don David Jones.

Llegó a Chile el 14 de

Visite también

Lecciones para la Escuela Dominical

Para descargar en formato mp3

Meditación del día

Previous
Dando vueltas

“A Dios gracias, el cual nos lleva siempre en trifuno en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento” 2 Corintios 2:14

 

Cuando los Israelitas por fin llegaron a las afueras de la ciudad de Jericó, recibieron instrucciones de parte de Jehová que no parecían lógicas. Pero es un buen ejemplo de cómo el Señor espera obediencia de parte de nosotros mientras Él lleva a cabo sus propósitos de maneras misteriosas. A veces cuando estamos esperando que el Señor haga su voluntad. nos preguntamos qué es lo que pasa y por qué tantas vueltas. El cristiano fiel sigue adelante con la confianza que todas las cosas le ayudan a bien y al final, habrá una rica bendición. Otras veces recibimos tareas que nos parecen una pérdida de tiempo y no dan muchos resultados. Nos sentimos quizás como los israelitas en las afueras del muro de Jericó. Ellos pasaron siete días dando vueltas.

Josué el capítulo 6 relata la experiencia de los israelitas. Habían de mandar a sus varones de guerra a marchar alrededor de la ciudad una vez al día por seis días. Al séptimo día, había un cambio de instrucción — ¡ahora tienen que dar siete vueltas! En las manos de los siete sacerdotes, el Señor dispuso que llevaran una trompeta. ¿Acaso no iban a pelear? ¿Y porqué una trompeta en vez de una espada? Cuando uno pelea, se para en un lugar para avanzar hacia delante, en vez de pasar el tiempo dando vueltas. Pero la instrucción de parte de Dios fue: “sigan marchando”.

Cuando ocurre algo similar en la vida nuestra, y nos parece que estamos dando vueltas sin avanzar mucho, hemos de fortalecernos con la fe firme en la Palabra de Dios. ¡No nos vaya a faltar la fe! No es tanto que nos falte la fuerza para caminar, sino la falta de una visión clara y una confianza íntegra en la sabiduría del Señor. La fe es la que condiciona la visión para que vislumbremos que al final y al cabo, el Señor será honrado. El cristiano fiel dice: “Señor, guíame. Daré un paso tras otro; y otro paso tras otro”. Y luego llega el momento de apreciar la obra que el Señor venía realizando en nosotros. Los israelitas habían de pararse, después de dar las siete vueltas a la ciudad, y al sonido de los trompetas todos los varones de guerra y el pueblo expectante habrían de gritar a voz en cuello. ¿Se imagina lo estruendoso que sería el grito? Tantas voces al unísono, gritando. Y ¡qué tremenda sorpresa! Se desplomaron los muros de la ciudad de Jericó. No cayeron para afuera ni para adentro, sino derecho para abajo. Un verdadero milagro de Dios. Todo eso requirió paciencia y obediencia. Honramos a Dios con ser pacientes. “A Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo, Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento” (2 Corintios 2:14).  —daj


Dando vueltas

“A Dios gracias, el cual nos lleva siempre en trifuno en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento” 2 Corintios...